Nuevas recetas

Remolacha al Horno con Vinagreta de Anís

Remolacha al Horno con Vinagreta de Anís

Remolacha Roja y Dorada al Horno con Vinagreta de Anís

Estos coloridos remolacha nunca son más deliciosos que cuando se preparan con sencillez. Aquí, se hornean hasta que estén perfectamente tiernos y se aderezan con una deliciosa vinagreta con sabor a anís.

Cuando se trituran en un mortero, las semillas de anís imparten una delicada esencia de regaliz a las remolachas, lo que hace que esta ensalada sencilla sea un poco exótica.

Sirva este dúo de remolacha como primer plato o como acompañamiento o como parte de una tapa para untar. De cualquier manera, son tan deliciosos para el paladar como agradables a la vista.

Notas

*Nota: Las remolachas se pueden preparar hasta este punto y refrigerar hasta por 3 días.

Ingredientes

  • 3 remolachas rojas medianas, recortadas
  • 3 remolachas doradas de tamaño mediano, recortadas
  • 1 1/2 cucharada de vinagre de jerez, preferiblemente 50 años
  • 1/2 cucharadita de miel de azahar
  • 1 chalota finamente picada
  • 1 cucharadita de semillas de anís, trituradas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 cucharadita de sal marina
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • Perejil de hoja plana, sin tallo, para decorar

Remolacha Asada con Vinagreta de Ajo Asada

Coloque las remolachas en una bandeja para hornear con borde. Rocíe con 1 cucharada de aceite y una pizca grande de sal. Mezcle para cubrir y esparza las remolachas uniformemente en la sartén.

Corte la parte superior de 1/2 pulgada más o menos de la cabeza de ajo, exponiendo la mayor parte de los dientes del interior. Coloque la cabeza recortada sobre un pequeño trozo de papel de aluminio. Rocíe la 1/2 cucharada de aceite restante sobre los dientes de ajo expuestos y una pizca de sal. Envuelve el ajo con papel de aluminio para formar un paquete. Coloque el paquete en la sartén con las remolachas.

Ase las remolachas y el ajo durante 40 y 50 minutos, revolviéndolos unas cuantas veces durante el asado, hasta que las remolachas estén tiernas y caramelizadas en los bordes.

Cuando todo esté terminado de asar, abra con cuidado el paquete de ajos y retire el ajo blando asado de la cabeza apretándolo (después de que se enfríe un poco) o retirándolo con un tenedor. Coloca el ajo en un tazón pequeño y tritúralo con un tenedor. Agrega el vinagre balsámico, el aceite de oliva virgen extra, el jugo de naranja y una pizca de sal al bol y bátelo bien.

Transfiera las remolachas asadas a un tazón para servir. Vierta la vinagreta sobre las remolachas y mezcle bien. Puede servirlo inmediatamente oa temperatura ambiente después de que las remolachas hayan pasado un tiempo de remojo en el aderezo.

Nota: me gustan los trozos de ajo asado en el aderezo, pero si quieres que quede más suave, puedes mezclarlo en una licuadora o procesador de alimentos.

¿Son bonitas las remolachas? Siempre he estado enamorado de su color vibrante y atrevido. De hecho, mi color favorito es la remolacha.

Y esas remolachas doradas son solo puro sol. Si puedes encontrar remolachas a rayas de caramelo, ellos & rsquoll volarán tu mina con sus queridas rayas rosadas.

¿Alguna vez has asado remolacha? Al principio me frustró que tardaran mucho más en asarse que las papas, pero después de que las comí asadas por primera vez, fueron TOTALMENTE perdonadas. Vale la pena esperar.

Lo que más me gusta es hacer una vinagreta para rociar sobre las remolachas asadas cuando salgan del horno.

Tengo una vinagreta asesina esta vez con ajo asado, vinagre balsámico y jugo de naranja natural. No puedo esperar para mostrarte.

Primero corte las remolachas en cubos y menos de una pulgada, para obtener el máximo sabor. Quieres mucha superficie que & rsquos cubiertos de bondad caramelizada.

Cada vez que pelo y corto remolacha, pienso 2 cosas:

  1. La naturaleza es tan asombrosa. MIRA ESTOS COLORES. (Desmayo.)
  2. ¿Por qué no me acuerdo de usar guantes? Parece que vengo de la escena de un crimen.

Extiéndalos en una sartén y échelos en un poco de aceite y sal marina.

Podrías ponerte elegante con hierbas y especias, pero honestamente y demonios, son geniales así.

¡Vamos a asar un poco de ajo junto con las remolachas!

Sí, toda una cabeza. Simplemente corte 1/2 pulgada desde la parte superior de la cabeza para que la mayoría de los dientes queden expuestos. Póngalo en un pequeño trozo de papel de aluminio (o pergamino) y rocíe con aceite y agregue una pizca de sal.

Envuélvelo y ponlo en la sartén. ¡Eso es todo!

Ase todo durante 40 y 50 minutos hasta que las remolachas estén tiernas.

Cuando salga del horno, aplasta el ajo asado (quitar los dientes con un tenedor también funciona). Tritúrelo bien con un tenedor y agregue un poco de jugo de naranja fresco, aceite de oliva y vinagre balsámico.

Me gustan los trozos de ajo asado, pero si prefieres un aderezo más mezclado, sigue adelante y ponlo en tu procesador de alimentos o licuadora para suavizarlo.

Por cierto, esta podría ser una de mis vinagretas favoritas en la historia de todos los tiempos. El ajo asado es mágico.

¡Mézclalo con las remolachas y sírvelo de inmediato! También funciona bien como guarnición a temperatura ambiente o fría del refrigerador.

Me encanta cuando las guarniciones son de bajo mantenimiento así, ¿no?

¡Puede obtener la receta completa y las instrucciones a continuación! Esta sería una hermosa adición a cualquier cena de ocasión especial. Incluso puede duplicar o triplicar esta receta y usar dos bandejas para hornear (girándolas a la mitad de la cocción) si desea alimentar a una multitud.


Cómo asar remolachas

¡La cocina Delish tiene la misión de hacer que la gente se entusiasme más con la remolacha! No solo son naturalmente precioso, también están llenos de cosas buenas como potasio, hierro y fibra. Tampoco podrían ser más fáciles de preparar. Aunque tardan más en cocinarse en el horno que la mayoría de las verduras, casi no hay preparación, lo que te deja más tiempo para trabajar en otra cosa, como esta ensalada de remolacha y queso de cabra. Aquí hay tres consejos para recordar antes de cocinar las verduras de raíz.

1. FRÉGALOS PRIMERO.

Las remolachas pueden estar sucias y mdash, ¡están excavadas en la tierra, gente! & mdash, así que asegúrese de lavarlos antes de mezclarlos con aceite de oliva.

2. ASAR ENTEROS.

Las remolachas son denso y duros hasta el centro, por eso los tuesta enteros. Corta sus copas de hojas y luego envuélvelas en papel de aluminio. (¡Esto los ayudará a cocinar al vapor!) Si cree que sus remolachas son un poco más pequeñas, puede comenzar a revisarlas después de una hora. Sabrás cuando estén listos cuando puedas perforar uno sin ninguna resistencia. ¡Continúa hasta que puedas!

El único error que la gente podría cometer: pelar remolachas antes de los tuesta. Puede ser difícil y llevar bastante tiempo, por lo que recomendamos pelar después del tueste y mdash cuando use una toalla de papel, básicamente puede frotar la piel con poco esfuerzo y las toallas de papel ayudarán a evitar que sus manos se manchen de color rosa brillante. (Si se siente perezoso, puede comerse las pieles por completo para obtener más fibra).


18 recetas de bulbos de anís

Pargo rojo salteado con crema de hinojo y cebolla

Pargo rojo salteado con crema de hinojo y cebolla

Pavo asado con relleno de salchicha de hinojo y salsa de Madeira

Pavo asado con relleno de salchicha de hinojo y salsa de Madeira

CIO-filipino

Salsa de langosta

Salsa de langosta

Caldo de pollo chino

Caldo de pollo chino

Hinojo afeitado con Maple Gastrique

Hinojo afeitado con Maple Gastrique

Cerdo Estofado Con Naranja E Hinojo

Cerdo Estofado Con Naranja E Hinojo

Pierna de cerdo estofada en jugo de coco

Pierna de cerdo estofada en jugo de coco

Vieiras a la plancha con compota de verano

Vieiras a la plancha con compota de verano

Ganso ahumado con relleno de arroz salvaje

Ganso ahumado con relleno de arroz salvaje

Somlor Machoo Yune (sopa agria y picante camboyana jemer)

Somlor Machoo Yune (sopa agria y picante camboyana jemer)

Ensalada de Langosta sobre Brioche con Vinagreta de Vainilla y Naranja

Remolacha Asada y Chalotes con Vinagreta de Mostaza

La semana pasada, me encontré con una cosecha abundante de remolachas en el mercado de agricultores y eran tan hermosas que no podía dejarlas pasar. Dulce y terroso, nada se acerca a una remolacha asada, excepto quizás una en escabeche. Hace mucho tiempo (los gloriosos años 80 & # 8217) cuando los asadores dominaban Dallas, recuerdo salir a cenar con mis padres y omitir el bistec por las remolachas en escabeche en la barra de ensaladas. En estos días, las remolachas en escabeche no duran ni un segundo en esta casa, todos las adoramos. Entonces, cuando anhelo esas bellezas púrpuras picantes y no hay ninguna a la vista, simplemente creo un plato que es la combinación perfecta de tiernas remolachas asadas, un toque de chalota y las verduras encurtidas con sabor avinagrado por las que son famosas.

Remolacha Asada y Chalotes con Vinagreta de Mostaza

Todo comienza con una preparación rápida y fácil, precalentando el horno y rociando aceite de oliva. No hay horas de pelar aquí. Dejo que el horno haga todo el trabajo. Una vez que las remolachas y los chalotes estén tiernos, simplemente froto la piel de las remolachas con una toalla de papel y quito fácilmente la cáscara de los chalotes.

Mientras se asan las remolachas, mezcle algunos ingredientes para la vinagreta. Este es uno de los apósitos favoritos de mi familia. Hay tantas cosas que suceden aquí, mostaza de Dijon brillante, vinagre de jerez profundo, jengibre fresco y un toque de miel que crean un sabor profundo y hermoso para agregar a tantos platos.

Una vez que las remolachas y los chalotes estén pelados, devuélvalos a la fuente para asar y rocíe la deliciosa vinagreta.

Las notas de mostaza y jengibre se mezclarán con el sabor de la chalota caramelizada creando capas locas de delicia.

Después de mezclar todo, sírvalo inmediatamente caliente o, mejor aún, frío.

La mejor parte, como tubérculo con múltiples estaciones, podemos disfrutar de este plato prácticamente durante todo el año; déjame decirte, lo comería en un picnic de verano con ensalada de papas cualquier día.


Resumen de la receta

  • 4 remolachas, cortadas, dejando 1 pulgada de tallos adheridos
  • ¼ taza de chalota picada
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto
  • sal y pimienta para probar
  • ¼ taza de queso feta desmenuzado

Precaliente el horno a 400 grados F (200 grados C). Envuelva cada remolacha individualmente en papel de aluminio y colóquela en una bandeja para hornear.

Hornee las remolachas en el horno precalentado hasta que se pinchen fácilmente con un tenedor, de 45 minutos a 1 hora. Una vez hecho esto, retíralo del horno y déjalo enfriar hasta que puedas manipularlos. Pele las remolachas y córtelas en rodajas de 1/4 de pulgada.

Mientras se asan las remolachas, mezcle la chalota, el perejil, el aceite de oliva, el vinagre balsámico y el vinagre de vino tinto en un tazón hasta que se mezclen, sazone al gusto con sal y pimienta y reserve.

Para armar el plato, coloque las rodajas de remolacha tibias en un plato para servir, vierta la vinagreta sobre las remolachas y espolvoree con queso feta antes de servir.


Remolacha en Vinagreta de Mostaza

El sabor fuerte de la remolacha está enmascarado en esta receta por la simple vinagreta de mostaza.

El sabor fuerte de la remolacha está enmascarado en esta receta por la simple vinagreta de mostaza. Asegúrese de dejar que las remolachas se marinen durante un día completo para que los sabores se combinen.

La comida como medicina

Las remolachas obtienen su rico color de la betacianina, un compuesto que también parece ayudar a reducir el riesgo de cáncer. Varios estudios han indicado que consumir remolacha es particularmente eficaz contra el cáncer de colon.

Ingredientes

1 libra de remolacha roja
1/4 taza de aceite de oliva virgen extra
3 cucharadas de mostaza preparada, preferiblemente integral o Dijon
1 cebolla mediana picada
Sal al gusto
3 cucharadas de vinagre de vino tinto

Instrucciones

1. Corte la parte superior de las remolachas, dejando una pulgada de tallos adheridos. Coloque las remolachas en una olla con agua fría para cubrir, hierva, reduzca el fuego y hierva hasta que las remolachas se puedan perforar fácilmente con un cuchillo afilado, 45-60 minutos dependiendo de su tamaño.

2. Mientras tanto, ponga la mostaza en un bol y agregue el vinagre. Luego, agregue el aceite de oliva en un chorro constante hasta que la salsa esté suave y cremosa. Agrega las cebollas.

3. Cuando las remolachas estén listas, escurrirlas y sumergirlas en varios cambios de agua fría hasta que estén lo suficientemente frías para manipularlas. Corta las raíces y la parte superior, quita la piel y corta las remolachas calientes en la salsa de mostaza. Mezclar bien, tapar y dejar marinar en el frigorífico durante al menos 24 horas. Antes de servir, mezcle bien y agregue sal si lo desea.

¿Quieres recetas más saludables y deliciosas? Disfruta el Dr. Weil sobre el envejecimiento saludable guía en línea para acceder a cientos de recetas antiinflamatorias y nuestras guías gastronómicas exclusivas. ¡Regístrese hoy y obtenga 14 días gratis!


5 formas de alegrar las remolachas - Summer Fest

Las remolachas pueden estar disponibles todo el año, pero hay buenas razones para acumular cada raíz de color rojo rubí este mes. Claro, estas bellezas magenta son conocidas por sus pronunciados beneficios para la salud, pero no es por eso que las comemos. Las remolachas tienen una dulzura profunda y terrosa que requiere un poco de pensamiento para sacarlas, y de junio a octubre, puede apostar que las remolachas están en su estado más tierno.

Esta temporada, dale vida a tus remolachas equilibrando la dulzura con una dosis de acidez inesperada. Ya sea que use fruta agria para hacer un adobo o como un ingrediente en toda regla, un lavado de acidez puede hacer un bien de remolacha dulce.

1. Equilibrio con naranjas: Las naranjas frescas hacen mucho por la remolacha. Además de mostrar el color obvio, la ensalada caliente de remolacha y naranja de la revista Food Network (en la foto de arriba) une remolachas tostadas suaves con la encantadora acidez de los cítricos. En el otro lado del espectro, su ensalada de naranja y remolacha sin cocción usa chioggia en rodajas finas o remolacha dorada para un plato que es crudo, fresco y vigorizante.

2. Amplifica con manzanas: La ensalada de remolacha y manzana de Food Network Magazine tiene que ver con una textura crujiente. Después de cortar las remolachas crudas en palitos de fósforo, los consumidores de remolacha deben cortar las manzanas crujientes en rodajas finas y manejables y combinarlas. Granny Smiths agrega la nota justa de acidez a la remolacha dulce.

3. Rocíe con limón: No hay forma más segura de cortar una remolacha que con un jugoso limón amarillo. Después de asar remolachas para intensificar el sabor innato de la verdura de raíz, la receta de remolachas asadas con limón de Food Network Magazine emplea una simple vinagreta de limón y azúcar para agregar un toque picante.

4. Ralladura de pomelo: Estas remolachas en escabeche picante rápidas no solo se transforman con vinagre de sidra, sino que también se enriquecen con la ralladura de pomelo fresco y aromático. Úselos como aderezo inesperado para un sándwich, un hot dog o una hamburguesa.

5. Infundir con granada: Es posible que la granada no agregue ningún color nuevo al plato, pero la pintoresca receta de remolachas marinadas con melaza de granada y pepitas tostadas de Alex Guarnaschelli aporta una intrincada nota agridulce. Puede hacer su propia melaza de granada en casa reduciendo el jugo de granada o comprarla en una tienda especializada local.

Obtenga más recetas de remolacha de amigos y familiares:

Vida sana de Jeanette: Remolacha en escabeche de jengibre y anís estrellado


3 pensamientos sobre & ldquo Hinojo tostado & # 038 Remolacha & rdquo

Hola Andrea, ¡Amo tu blog y libro de cocina! Esto suena genial, me encantan estas dos verduras. ¿Deberías pelar las remolachas de antemano?

¡Hola Adam! Me alegro de saber que te encanta el libro de cocina y el blog. No pelo mis remolachas (o casi cualquier otro vegetal de raíz) Hay mucho sabor y nutrición en la piel (¡además de un paso menos!) Sin embargo, si prefiere pelar sus vegetales, ¡hágalo! Todo depende de ti. ¡Disfrutar!


Direcciones:

  1. Precaliente el horno a 425.
  2. Lave y recorte las remolachas, dejando alrededor de una pulgada de los tallos. *** Coloque en una fuente para hornear de vidrio o cerámica con & frac14 de pulgada de agua. Cubra bien con papel de aluminio y hornee hasta que estén tiernos. Aproximadamente 1 hora para las remolachas pequeñas, 1 hora y 20 minutos para las remolachas más grandes. Las remolachas están listas cuando están tiernas cuando se pinchan con un tenedor.
  3. Mientras tanto, prepare la vinagreta batiendo los ingredientes en un tazón pequeño.
  4. Cuando las remolachas estén lo suficientemente frías para manipularlas, pélelas y córtelas en rodajas.
  5. Vierta el aderezo sobre las remolachas mientras aún estén calientes, espolvoree con perejil y pruebe el condimento agregando más s + p según sea necesario.