Nuevas recetas

Ponte en tu regazo

Ponte en tu regazo

Hacer una mayonesa de la siguiente manera: Calentar 100 ml de leche para mantenerla tibia y no caliente, agregar una cucharada de azúcar, disolver la levadura, poner 1-2 cucharadas de harina y una pizca de sal. Ponerlos en un bol, tapar y dejar en un lugar cálido para que se active la levadura, dejar al menos media hora para esperar.

Mientras tanto, ponga el queso en el rallador grande. Y derretiremos un paquete de mantequilla. Después de que la mayonesa haya crecido lo suficiente, haremos un agujero en la harina, pondremos la mayonesa y comenzaremos a mezclar, agregando gradualmente la leche, los huevos. Después de mezclar estos ingredientes, agregue la mantequilla derretida y mezcle bien, luego de lo cual la masa resultante se dejará relajar nuevamente para que suba (mínimo 30 minutos). Cuanto más tiempo permanezca, más crecerá.

Después de que se haya convertido en una masa esponjosa, se extenderá sobre la mesa de trabajo que ha sido forrada con harina y agregaremos el queso, cerraremos las tartas y las colocaremos con yema de huevo, horneamos por 35-40 minutos. Espolvoree azúcar en polvo encima. Si quieres, también puedes rellenarlos con queso dulce o chocolate, según el deseo de tu corazón. Tarda más porque lo dejamos crecer.

Buen apetito.



Ponte en tu cinturón

Aprende a hacer pasteles de solapa como en Moldavia o Bucovina, con mucho queso y una deliciosa masa fermentada.

Precalienta el horno a 200 grados y engrasa una sartén grande con aceite.

Disolver la levadura en agua tibia y mezclar con 2 cucharadas de azúcar, luego dejar que se disuelva durante 10 minutos.

Mezclar la leche con los huevos, el aceite, el azúcar restante y los sabores. Agrega una pizca de sal y la levadura disuelta, luego incorpora gradualmente la harina y amasa bien la masa hasta que quede un poco porosa.

Engrasar un bol grande con aceite, colocar la bola de masa, cubrir con una capa de aceite y un paño y dejar levar hasta que duplique su cantidad.

Prepara el relleno de queso para que al último se le vierta la sémola, que se ajusta según lo espesa que quieras que quede la crema al final.

Extienda la bola de masa con levadura con un batidor y córtela en cuadrados, que se rellenan con queso crema y se doblan en las esquinas, que se presionan en la parte superior como un sobre.

Mezclar los huevos con la leche para untar y colocar encima de las tartas con un cepillo de cocina.

Mete los pies al horno durante unos 30 minutos, luego engrasa con agua azucarada y en polvo o no con azúcar.

3.5 / 5 - 4 Revisión (es)

Tartas de poale-n-belt

Disolver la levadura en 50 ml de leche tibia, 1 cucharada de azúcar y 2 cucharadas de harina y dejar reposar durante 10 minutos. En un bol ponemos la harina con una pizca de sal, hacemos un lugar en el medio y ponemos la levadura, encima ponemos la leche tibia en la que derretimos el azúcar, luego los huevos, la piel de limón de esencia de vainilla y el azúcar de vainilla, mezclamos todo bien hasta homogeneizar todos los ingredientes al final, ponemos la mantequilla derretida y tibia que vertimos poco a poco, hasta obtener una masa elástica sin que se pegue a nuestras manos.

Dejar reposar en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.

Relleno: Mezclar el queso con un poco de sal, huevos, azúcar y esencia de vainilla y naranja. Divide la masa en 2 y extiende cada lado sobre la mesa enharinada en láminas delgadas de unos mm, que cortas en cuadrados medianos (según el tamaño que quieras), y en el medio de cada cuadrado, pon una cucharada de relleno , aprieta cada esquina para que se peguen.

Coloca los pasteles en una bandeja forrada con papel de horno, engrasa cada uno con yema de huevo y mételos al horno hasta que estén ligeramente dorados. ¡Quedan muy bien con una taza de leche!


Ingredientes

Para la masa

600-650 g de harina

50 g de azúcar

25 g de levadura fresca

3 yemas de huevo

350 ml de leche

100 g de mantequilla, a temperatura ambiente

½ cáscara de limón

Una pizca de sal

Para el relleno de queso

500 g de requesón grasiento

1 o

200 g de azúcar

100 g de pasas

Semillas de 1 vaina de vainilla

100 g de sémola

Una pizca de sal

1 huevo para untar los quesos


Recetas similares:

Pastel de "poale-n brau" con repollo

Receta de pastel moldavo "Poale-n bruu", relleno de chucrut y cebolla

Pastel de "poale-n brau" con queso

Pastel moldavo "Poale-n bruu" relleno de queso de vaca, queso de fuelle y pasas

Pastel de berenjena y queso

Pastel casero, relleno de berenjena y queso, estiércol de vaca, cebolla y verduras

Pastel de repollo en el horno

Pastel de repollo al horno con cebolla, kaizer, pasta de tomate o vegetales, maíz y pimentón


Recetas similares:

Pastel de "poale-n brau" con repollo

Receta de pastel moldavo "Poale-n bruu", relleno de chucrut y cebolla

Pastel de "poale-n brau" con queso

Pastel moldavo "Poale-n bruu" relleno de queso de vaca, queso de fuelle y pasas

Pastel de berenjena y queso

Pastel casero, relleno de berenjena y queso, estiércol de vaca, cebolla y verduras

Pastel de repollo en el horno

Pastel de repollo al horno con cebolla, kaizer, pasta de tomate o vegetales, maíz y pimentón


Recetas similares:

Pastel de "poale-n brau" con repollo

Receta de pastel moldavo "Poale-n bruu", relleno de chucrut y cebolla

Pastel de "poale-n brau" con queso

Pastel moldavo "Poale-n bruu" relleno de queso de vaca, queso de fuelle y pasas

Pastel de berenjena y queso

Pastel casero, relleno de berenjena y queso, estiércol de vaca, cebolla y verduras

Pastel de repollo en el horno

Pastel de repollo al horno con cebolla, kaizer, pasta de tomate o vegetales, maíz y pimentón


Regazo en la cintura, los pasteles más esponjosos y fragantes

La receta que les voy a dar está probada y re-probada porque si hay algo que no me gusta cuando se trata de tartas de cualquier tipo es una masa tipo pan, insípida, seca, blanda, dura. Para mí, el pastel es esponjoso o no nos molestamos en hacerlo. Y cuando se trata del regazo en la cintura, la composición del queso debe ser parte integral de la masa, al morderla no se sabe cuál es la masa y cuál es el queso. Que sea un completo sabor a pelusa y aroma.

Ahora que te hemos hecho salivar, ¡manos a la obra!

La receta no tiene secretos, la diferencia entre ella y lo que encuentras en internet radica en la cantidad de ingredientes, y como en cualquier otra receta, en su calidad. Usa levadura fresca si la tienes, 000 harina tipo bizcocho si puedes y el mejor queso de vaca que puedas encontrar. El mío era Pilos, de Lidl.

Ingrediente:

  • 600 gr 000 de harina
  • 30 gr de levadura fresca o 10 gr seca
  • 350 ml de leche tibia
  • 50 gr de azúcar
  • 3 yemas
  • 100 gr de mantequilla derretida (y enfriada)
  • cáscara de limón (orgánico requerido)
  • un poco de sal
  • 500 gr de queso de vaca
  • 2 huevos enteros
  • 150 gr de azúcar en polvo
  • 100 gr de sémola
  • esencia de vainilla
  • cáscara de limón (orgánico requerido)
  • 1 huevo para untar

Preparación:

Paso 1: Poner el azúcar, un poco de leche tibia (de los 350 ml) y una cucharada de harina (de los 600 gr) sobre la levadura y dejar que suba un poco. Aproximadamente 10-15 minutos.

Paso 2: En un bol grande puse la harina, agregué en el medio la levadura, el resto de la leche tibia, la mantequilla derretida y las 3 yemas de huevo. Mezclé todo hasta que todos los ingredientes quedaron homogéneos, y luego comencé a amasar la masa. Al final, agregué sal en polvo y cáscara de limón. La masa es suave, fina y muy esponjosa, un milagro para la relajación de las manos y la psique. Después de amasarlo durante unos minutos, cubrí el recipiente y lo dejé crecer durante aproximadamente una hora.

Paso 3: Mientras tanto, me ocupé de la composición. En un bol mezclé el requesón, los 2 huevos a temperatura ambiente, el azúcar, la esencia de vainilla, la cáscara de limón y la sémola. Mezclé todo con una cuchara. La cantidad de sémola depende mucho del tipo de queso utilizado. La composición debe asentarse en una cuchara, como una crema espesa. No corras.

Paso 4: Después de una hora, desenvolví la masa levantada muy bien, parece una bola de nube esponjosa y la dividí en 4.

De cada pieza extiendo una hoja de aproximadamente medio centímetro de alto que dividí en dos para dar como resultado 4 cuadrados iguales.

En cada cuadrado pongo una cucharada de composición que esparzo un poco (para no comer masa vacía en los bordes y tener composición solo en el medio), uní las esquinas en el medio (unir en diagonal) una vez y luego, una vez de nuevo y los puse en la bandeja. Los unté con huevo y los dejé reposar durante otros 10-15 minutos.

Paso 5: Precalenté el horno a 180 grados y los dejé por 10 minutos, luego bajé la temperatura a 160 grados y los dejé por otros 15 minutos.

Son extremadamente esponjosos y sabrosos, ¡e incluso los inusuales portugueses de la casa con postres de queso dulce los devoró!

*** "El destino de la madre es una representación con un toque irónico-divertido de la vida familiar actual,
así como el universo interior de la mujer contemporánea, atribulada y sobrecargada. Dina a
Encontró la solución para dejarse, como mujer, en la guía del instinto e intuición femeninos reconocidos.
como un salvador, además de una buena educación, es decir, lo que sabes después de haber olvidado todo ". Este es mi libro


Receta de regazo en la cintura

Ingredientes para 12 porciones:

  • 600 g de harina de alta calidad
  • 3 yemas
  • 100 g de mantequilla
  • 350 ml de leche tibia
  • 50 g de azúcar en polvo
  • 7 g de levadura seca (o 30 g de levadura fresca)
  • 1 sobre de esencia de vainilla
  • cáscara rallada de un limón
  • una pizca de sal
  • 1 huevo para engrasado.

Ingredientes para el relleno:

  • 500 g de queso graso de vaca (tradicionalmente se rellenan con queso de fuelle endulzado con azúcar, pero hoy en día se usa queso de vaca, que es del gusto de todos)
  • 1 o
  • 200 g de azúcar en polvo
  • 2 sobres de azúcar de vainilla
  • 100 g de sémola
  • 100 g de pasas
  • una pizca de sal.

Método de preparación:

  1. En un tazón grande, mezcle el azúcar con la levadura y la leche tibia. Poco a poco, irás añadiendo las 3 yemas de huevo, la mantequilla a temperatura ambiente, así como la cáscara de limón rallada. Rellena con una pizca de sal, y luego con harina, que irás incorporando poco a poco. Amasar bien la masa hasta que la composición sea homogénea, luego dejar leudar en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.
  2. Mientras tanto, prepara el relleno para tus pies. Escurre bien el requesón, luego mézclalo en un tazón grande con el resto de los ingredientes. Terminarás con sémola. Si el relleno te parece demasiado blando, puedes rellenarlo con un poco más de sémola, para que se una mejor.
  3. Una vez que la masa crezca, la untarás con ayuda del rodillo, sobre la encimera ya cubierta con una fina capa de harina. La masa bien estirada en forma rectangular se cortará luego en 12 formas rectangulares iguales, en la medida de lo posible. Usa una cuchara para esparcir el relleno en cada uno de los cuadrados de masa.
  4. Para cerrar los quesos, utilice la técnica de doblar un sobre, que es más fácil. Utilizarás el huevo batido para pegar las esquinas de los quesos, pero también para engrasarlos para que al hornearlos adquieran un agradable tono dorado. Algunas amas de casa de la zona de Moldavia prefieren doblar los quesos con fuerza, juntando con los dedos las esquinas en forma de polilla, en el medio.
  5. Coloque los pies uno al lado del otro, uno al lado del otro, en la bandeja previamente cubierta con papel de hornear. Luego coloque la bandeja en el horno precalentado a 170 grados. En no más de 20 minutos, estarán listos. Estarán bien cultivados y adquirirán un tono dorado cuando estén listos para sacarlos del horno. Al final, para un aspecto más agradable, puedes decorarlos con azúcar en polvo. Pero tradicionalmente, se sirven como tales, sin otras adiciones.

En Moldavia, las amas de casa preparan el regazo en sus cinturones los días festivos, domingos o cuando dan limosna. Por eso son mucho más apreciados, ya que no se sirven con mucha frecuencia.

Prepare su regazo para sus seres queridos, ya sea festivo o no. Los niños pueden incluso llevárselos empaquetados en la escuela para servirlos como merienda entre horas, y los adultos pueden servirlos por la mañana, para el desayuno, con un café o infusiones.

Si las piernas en el cinturón no se consumen nada más prepararlas, es bueno guardarlas en un plato tapado con una toalla o en el frigorífico, para que no se estropeen ni se sequen. Puedes recalentarlos en el microondas si te gustan más calientes que fríos.

Para una comida con sabor tradicional, sírvale las piernas en la cintura después de platos como sarmalele o tochitura moldava, junto con una copa de vino tinto o un brandy fuerte.


Receta tradicional & # 8211 Parjoale Moldovenesti

Los parjoals moldavos son un plato tradicional tan delicioso como difícil de copiar. Para que los parjoals salgan exactamente como necesitan, se necesita mucha atención y una receta robada directamente de la fuente. Los parjoals moldavos están hechos de carne de res y cerdo picada y son absolutamente deliciosos cuando se cocinan adecuadamente, ni demasiado crudos ni demasiado secos.

Para parjoale necesitas los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de carne, de los cuales 300 gramos de ternera picada y 200 g de cerdo picada
  • 200 ml de leche
  • 2 rebanadas de pan blanco
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 papa
  • Leche
  • 2 huevos
  • 150 g de pesmet
  • 2 cucharadas de malayo
  • 2 cucharadas de harina
  • Especias: sal, pimienta, eneldo, perejil.

Las parjoals moldavas son un tipo especial de albóndigas debido a la forma y la corteza que las recubre. Para preparar los parjoals, siga aproximadamente los mismos pasos que en el caso de las albóndigas:

1. Las rebanadas de pan se remojan en leche.

2. La carne, la cebolla, el ajo, la papa cruda rallada, los huevos y el pan remojado se mezclan con las especias en un bol.

3. A la pasta de carne así obtenida se le da forma en la mano en forma de albóndigas largas y se pasa por el maíz, la harina y el pan rallado colocados previamente en platos separados. Presione los parjoals, gírelos y repita el proceso.

4. Freír los parjoals en un dedo de aceite, 5 minutos por cada lado.

Se sirven mejor con patatas naturales y son absolutamente deliciosas.


Receta de regazo en la cintura

Ingredientes para 12 porciones:

  • 600 g de harina de alta calidad
  • 3 yemas
  • 100 g de mantequilla
  • 350 ml de leche tibia
  • 50 g de azúcar en polvo
  • 7 g de levadura seca (o 30 g de levadura fresca)
  • 1 sobre de esencia de vainilla
  • cáscara rallada de un limón
  • una pizca de sal
  • 1 huevo para engrasado.

Ingredientes para el relleno:

  • 500 g de queso graso de vaca (tradicionalmente se rellenan con queso de fuelle endulzado con azúcar, pero hoy en día se usa queso de vaca, que es del gusto de todos)
  • 1 o
  • 200 g de azúcar en polvo
  • 2 sobres de azúcar de vainilla
  • 100 g de sémola
  • 100 g de pasas
  • una pizca de sal.

Método de preparación:

  1. En un tazón grande, mezcle el azúcar con la levadura y la leche tibia. Poco a poco, irás añadiendo las 3 yemas de huevo, la mantequilla a temperatura ambiente, así como la cáscara de limón rallada. Rellena con una pizca de sal, y luego con harina, que irás incorporando poco a poco. Amasar bien la masa hasta que la composición sea homogénea, luego dejar leudar en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.
  2. Mientras tanto, prepara el relleno para tus pies. Escurre bien el requesón, luego mézclalo en un tazón grande con el resto de los ingredientes. Terminarás con sémola. Si el relleno te parece demasiado blando, puedes rellenarlo con un poco más de sémola, para que se una mejor.
  3. Una vez que la masa crezca, la untarás con ayuda del rodillo, sobre la encimera ya cubierta con una fina capa de harina. La masa bien estirada en forma rectangular se cortará luego en 12 formas rectangulares iguales, en la medida de lo posible. Usa una cuchara para esparcir el relleno en cada uno de los cuadrados de masa.
  4. Para cerrar los quesos, utilice la técnica de doblar un sobre, que es más fácil. Utilizarás el huevo batido para pegar las esquinas de los quesos, pero también para engrasarlos para que al hornearlos adquieran un agradable tono dorado. Algunas amas de casa de la zona de Moldavia prefieren doblar los quesos con fuerza, juntando con los dedos las esquinas en forma de polilla, en el medio.
  5. Coloque los pies uno al lado del otro, uno al lado del otro, en la bandeja previamente cubierta con papel de hornear. Luego coloque la bandeja en el horno precalentado a 170 grados. En no más de 20 minutos, estarán listos. Estarán bien cultivados y adquirirán un tono dorado cuando estén listos para sacarlos del horno. Al final, para un aspecto más agradable, puedes decorarlos con azúcar en polvo. Pero tradicionalmente, se sirven como tales, sin otras adiciones.

En Moldavia, las amas de casa preparan el regazo en sus cinturones los días festivos, domingos o cuando dan limosna. Por eso son mucho más apreciados, ya que no se sirven con mucha frecuencia.

Prepare su regazo para sus seres queridos, ya sea festivo o no. Los niños pueden incluso llevárselos empaquetados en la escuela para servirlos como merienda entre horas, y los adultos pueden servirlos por la mañana, para el desayuno, con un café o infusiones.

Si las piernas en el cinturón no se consumen nada más prepararlas, es bueno guardarlas en un plato tapado con una toalla o en el frigorífico, para que no se estropeen ni se sequen. Puedes recalentarlos en el microondas si te gustan más calientes que fríos.

Para una comida con sabor tradicional, sírvale las piernas en la cintura después de platos como sarmalele o tochitura moldava, junto con una copa de vino tinto o un brandy fuerte.


Video: En tu regazo - Mile Antolínez (Enero 2022).