Nuevas recetas

Remolacha Asada con Glaseado de Naranja Balsámico

Remolacha Asada con Glaseado de Naranja Balsámico

Coloque una rejilla en el centro del horno y precaliente el horno a 400 grados F.

Envuelva cada remolacha en papel de aluminio. Colócalos en una bandeja para hornear con borde. Hornee hasta que las remolachas estén tiernas al pincharlas con un tenedor para carne, de 1½ a 2 horas, dependiendo del tamaño y la edad de las remolachas.

Déjelos enfriar en el papel de aluminio durante unos 15 minutos. Desliza las pieles de las remolachas calientes. Corta las remolachas en trozos pequeños.

Derrita la mantequilla en una sartén grande a fuego medio. Agregue las chalotas y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que
tierna, unos 2 minutos. Agrega las remolachas y revuelve bien. Agregue la ralladura y el jugo de naranja, el vinagre y el azúcar morena. Déjelos hervir a fuego alto, revolviendo suavemente para disolver el azúcar morena. Hierva, revolviendo ocasionalmente, hasta que el líquido se haya reducido a un glaseado, aproximadamente 3 minutos. Condimentar con sal y pimienta. Sírvelos calientes o fríos a temperatura ambiente.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Receta de remolacha asada con glaseado balsámico

Estas remolachas se asan al horno, lo que intensifica su dulzor natural, y luego se mezclan en una tarta y una reducción balsámica almibarada. Puede servirlos como guarnición, pero la mayoría de las veces solo los guardo en el refrigerador para picar y tirar sobre ensaladas. ¡La mejor parte es que son buenos para ti! Las remolachas son una fuente inagotable de nutrición: limpian el cuerpo, están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son una gran fuente de energía.


Ver el vídeo: Galletas de zanahoria o carrot cake (Enero 2022).